HUELLAS EN LA ARENA

Una noche un hombre tuvo un sueño. En él “caminaba por la playa, mientras en el cielo se iban reflejando, una a una, escenas de su vida. Ante cada escena se marcaban en la playa dos pares de huellas: las suyas y las de Dios.
Cuando pasó ante el la última escena de su sueño, se dio la vuelta para mirar las huellas de la arena. Vió extrañado y, también algo enfadado, que en muchas ocasiones, en los peores momentos de su vida, solo había un par de pisadas”

En ese instante se despertó sobresaltado. Recordó el sueño con total claridad. Claro … ya sabía lo que pasaba. Se dio cuenta de lo que había sucedido en las etapas mas tristes y oscuras de su vida.
Aquel pensamiento le confundió mucho, e inquirió a Dios:

“ Dios, dijiste una vez que cuando decidiera seguirte, caminarías conmigo hasta el final. Pero ya he visto, que en los momentos mas difíciles de mi vida, cuando mas te necesitaba, solo estaban mis huellas en la arena. No entiendo porque me abandonabas”

Hubo un momento de silencio y cuando el hombre ya no esperaba ninguna respuesta, escucho en su interior una voz, la voz de Dios que le decía:

“ Hijo, yo te amo. Nunca te abandonaría. En esos momentos de sufrimiento, cuando peor lo estabas pasando, no eran tus huellas las que aparecían sobre la arena. Eran las mias mientras yo te llevaba en brazos”

1 comentario a HUELLAS EN LA ARENA

Deje una respuesta

 

 

 

Puede usar estos tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>