HISTORIA DEL BURRO

Un día, el burro de un campesino se cayó en un profundo pozo. El animal rebuznó fuertemente durante horas, mientras el campesino trataba de hacer algo para rescatarle.

Finalmente, agotado y sin recursos, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo, y como el pozo estaba seco y de todos modos debería taparlo, realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Pidió a sus vecinos que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró amargamente. Después de unas cuantas paladas de tierra, para sorpresa de todos, se calmó.
Siguieron tirando tierra al pozo con la tranquilidad de que el burro ya no sufriría porque había quedado sepultado.

La sorpresa la tuvieron cuando ya quedaba poco para terminar de cubrir el pozo y se asomaron para valorar el trabajo que les quedaba:
El burro, lleno de polvo y restos de tierra, miraba hacia arriba con una expresión de sonrisa y esperanza. ¡ya estaba muy próximo a salir!

En cada palada de tierra que caía al fondo del pozo, el burro se sacudía la tierra y pateaba por encima de ella, subiendo con el nivel de tierra en el pozo.

Un día, el burro de un campesino se cayó en un profundo pozo. El animal rebuznó fuertemente durante horas, mientras el campesino trataba de hacer algo para rescatarle.

Finalmente, agotado y sin recursos, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo, y como el pozo estaba seco y de todos modos debería taparlo, realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Pidió a sus vecinos que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró amargamente. Después de unas cuantas paladas de tierra, para sorpresa de todos, se calmó.
Siguieron tirando tierra al pozo con la tranquilidad de que el burro ya no sufriría porque había quedado sepultado.

La sorpresa la tuvieron cuando ya quedaba poco para terminar de cubrir el pozo y se asomaron para valorar el trabajo que les quedaba:
El burro, lleno de polvo y restos de tierra, miraba hacia arriba con una expresión de sonrisa y esperanza. ¡ya estaba muy próximo a salir!

En cada palada de tierra que caía al fondo del pozo, el burro se sacudía la tierra y pateaba por encima de ella, subiendo con el nivel de tierra en el pozo.

2 comentarios a HISTORIA DEL BURRO

Deje una respuesta

 

 

 

Puede usar estos tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>