NO HAY QUE TEMER

Temía estar solo, hasta que …
… aprendí a quererme a mi mismo.
Temía fracasar, hasta que …
… me di cuenta que, únicamente fracaso si no lo intento.
Temía que la gente opinara de mi, hasta que …
… me di cuenta que, de todos modos opinarían de mi.
Temía que me rechazaran, hasta que …
… entendí que debía tener [...]